El Blog de ESIC Andalucía

Un espacio para el Marketing y la Empresa

Travestismo y gotelé

28 mayo, 2013 • Archivado en Marca - Marketing

Por Abraham García Ayllón, antiguo alumno del GESCO de ESIC Málaga

 Sus ojos eran preciosos. Verdes y frescos como ese poto que alegremente se descolgaba del mueble archivador de oficina moderno color gris claro que tenía a su espalda. Hasta los archivadores eran bonitos. Algunos días Ana, la propietaria de esos ojos que emanaban credibilidad, escuchaba Sting; otros Lenny Kravitz y algunas mañanas tenía alguna joya de Luz Casal en el hilo musical de la sucursal. Ana es la persona que BBK (Bilbao Bizkaia Kutxa) tenía a disposición de la clientela para atender mis relaciones con la banca a nivel usuario. Ana no comulgaba con las preferentes, los abusos y las comisiones a quienes no llegan a final de mes. Sabía ponerse dentro de mis zapatos castellanos, entender qué necesitaba y saber satisfacer mis necesidades. Marketiniana total. Hacía las llamadas adecuadas. Preguntaba por la familia y ponía pié en pared cada vez que escuchaba barbaridades de su sector. “No todos somos así”, me decía comprometida y elegantemente mientras me colocaba un depósito. Tenía un don especial y toda mi confianza para hacerlo. Era agradable.

Por su parte, estaba en el haber de la entidad un trabajo muy bueno. Oficinas preciosas de materiales técnicos en la que la luz y quizá el Feng Shui jugaban un papel destacado, un posicionamiento arrebatadoramente urbano, joven y elegante con productos de lo más atractivo, como sus empleados, cualificados, bien seleccionados y formados. Siempre había ganas de dejarse la pasta 12, 24 o los meses que hiciera falta a cambio de una tele, un ipad o cualquier otro gadget tecnológico para estar a la última.

Ser cliente de la BBK era excitante. Eran frescos, comunicativos y muy creativos en la relación con el cliente. Sabías que tu proveedor financiero había tenido muchísimo que ver además con la transformación de Bilbao y con hacer realidad un activo como el Guggenheim; un banco capaz de organizar uno de los mejores festivales de música de Europa, el BBK Live, y traer a Bob Dylan a un monte vasco a cantar a su clientela o impulsar la transformación de la Alhóndiga de Bilbao en una Mediateka capaz de acoger artistas y trabajos de primer nivel cultural en múltiples disciplinas. En mi opinión, si ING Direct son los Lakers del Márketing Bancario, BBK eran los Celtics. Nada que envidiar… y yo, un apóstol en toda regla.

Ana fue despedida.

Y se esfumó todo aquello que me hacía evangelizar la marca como cliente. En tiempo récord, en apenas dos meses, la entidad tomó la decisión de renombrar y unificar todo su negocio en Andalucía y Extremadura, bajo la enseña Cajasur, eliminando oficinas para aligerar el balance. Nada nuevo en los tiempos que corren. Cabe recordar que la caja de la paloma fue de las primeras en caer junto a Caja Castilla-La Mancha obligando a contribuyentes como usted y como yo a rescatarlas vía el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) tras su nefasta gestión.

Ya no puedo presumir de banco: soy de Cajasur. Y ahí el travestismo. La oficina ya no existe y fui derivado a otra sutilmente por una teleoperadora que me llamaba con acento de cualquier sitio menos de Euskadi.

Mi primera y única experienciata se resume en que ya no estaba Ana, ni el Feng Shui y me esperan largas colas, empleados ávidos de ir a desayunar al bar y que rebasan el medio siglo de edad (más experiencia, menos entusiasmo) y mucha laca en el pelo. Solo falta poner una freidora dentro de la entidad con aceite usado friendo pescado de ayer.

Es la cultura Cajasur. No quiero ni imaginar la Visión y la Misión. La oficina luce un color vainilla con acabado gotelé y Pladur amarillento en los techos; cuenta con varios signos religiosos y un gran cuadro del monarca gobernando la oficina. Es el único punto de venta en el que religión y política aparezcan tan flagrantemente dentro del negocio. Cuesta imaginar un Zara, un MediaMarkt o una estación de servicio de Repsol con esta simbología en plena era digital, en 2013. Mi nuevo banco travesti los tiene. Este es el futuro para mí, depositante andaluz, según BBK.

Cajasur era una caja de ahorros provinciana, cordobesa para más señas, que prestaba dinero a granel a constructores demodé como Sandokan y que BBK adquirió en pleno zapaterismo en una subasta. Fue rifada al mejor postor porque sus gestores la llevaron a la ruina, aunque alguno de ellos se guardara para sí 4,3M de euros para su jubilación según la Fiscalía.

Sus gestores prefirieron una caja arrastrada y en el lodo que fusionada con Unicaja, la principal entidad financiera de Andalucía y que engloba a las cajas de ahorro de Cádiz, Málaga, Antequera, Ronda, Almería y Jaén, tras meses de negociación. Cajasur no avanzó mucho de inicio: 151 despidos y un suicidio de un empleado en la primera fase, tras la intervención.

Paralelamente, muchos andaluces, entre los que se encuentra el que les escribe y el Presidente de la Junta, José Antonio Griñán, soñábamos con una gran caja andaluza, equiparable a lo que supone La Caixa o Kutxabank para los pueblos catalán y vasco, respectivamente. Lo de Cajasur fue una lanzada en el costado imperdonable a ese sueño. Y ahora toca ganar dinero futuro con ese bagaje.

Hoy Cajasur se presenta como el producto de futuro de Kutxabank (nombre de la fusión fria de las cajas vascas más Cajasur) para los andaluces y extremeños y, si llevas 12.000 euros para ingresar en tu cuenta en un talón, si les llevas dinero, te cobran comisión. ¿Qué pensará de todo esto Ana? ¿Adónde habrán ido a parar esos ojos verdes como el dinero, como la esperanza y como la bandera de aquí?

¿Qué hubieras hecho tú, querido lector marketiniano, con ese medio centenar de oficinas de BBK y Cajasur y con la identidad de marca de las mismas?

Etiquetas:  - - -
Aún no se han hecho comentarios.

Nombre:

Required

Email:

Required

WebSite:

Complete URL

Twitter:

Complete URL

Facebook:

Complete URL

Linkedin:

Complete URL

Comentario:

Trata de ser respetuoso y conciso en tu mensaje
Un Blog alojado en la plataforma Wordpress de Esic Business & Marketing School mantenido y coordinado por Esic Andalucía
Athenea Premium Wordpress Theme. Copyright 2012 - Designed by Esic Webmaster. All Rights Reserved.