El Blog de ESIC Andalucía

Un espacio para el Marketing y la Empresa

Remedios contra la crisis: Sonría

Por  •  14 octubre, 2013 • Archivado en Empresa

Acto primero. Visito las instalaciones de uno de nuestros clientes en la oficina de Málaga. La fábrica tiene un comedor para trabajadores con un menú más que asequible, por dos euros. El propietario, que me guía en la visita, para a uno de sus trabajadores:

-Oiga Juan, ¿usted por qué no se queda ya a almorzar en el comedor de la empresa?- le pregunta.
-La cosa está apretada, Señor- responde el operario.
-Dígame Juan, ¿acaso gana usted menos que el año anterior, o que el anterior?- insiste el jefe
-No Señor, al contrario, algo subió la nómina por los precios.
-¿Y teme usted por su puesto de trabajo?
-¡¡Para nada!! Llevo con ustedes quince años.
-Entonces, Juan- concluye el propietario de la fábrica- ¿por qué no paga usted ya los dos euros del almuerzo?

—–

Acto segundo. Voy camino de mi segundo mes residiendo en Bogotá, la capital de Colombia. Si alguien me pregunta qué me llamó más la atención de este país en mis primeras semanas diría sin dudarlo que el optimismo. Éste aparece casi como un bálsamo para este españolito aterrizado desde la crisis. De alguna manera, me he curado de esa especie de enfermedad que yo, como Juan y como otros tantos, padecía en España. La medicina ha sido sentarme en reuniones donde se habla constantemente de nuevos proyectos.

¿Qué tiene Colombia para ser hoy una economía ilusionante? Simplificando al máximo, dos grandes activos: una fuerza de trabajo cada vez más cualificada y muy comprometida y, sobre todo, un optimismo colectivo que invita a la acción, al movimiento. Quizás la crisis ha convertido a los profesionales españoles, aquellos que tienen la suerte de trabajar, en empleados más comprometidos. Lo del optimismo nos queda para más adelante.

—–

Acto tercero. Habrá quien diga: “Claro, en Colombia están ilusionados porque su economía marcha bien”. Por mucho que viene creciendo, el PIB per cápita del país donde resido actualmente es de 7.752 dólares; en España me dejé 29.195, una cifra sensiblemente inferior a la de hace un lustro (casi 35.000), pero que cuadruplica a la de Colombia. Las infraestructuras (aeropuertos, viales, trenes, etc.) no merecen comparación entre uno y otro país. Colombia, con 47 millones de habitantes,no alcanza los siete millones de suscripciones a banda ancha; en España, superamos las 12 millones de conexiones.

Evidentemente, la tendencia económica ayuda o lastra el estado de ánimo colectivo. Pero, ahora que miro mi país desde fuera, percibo que si uno quiere ser realmente optimista tiene con él tiene asideros a los que agarrarse.

—–

Acto final. La crisis alimenta al pesimismo y el pesimismo alimenta a la crisis. Es un círculo vicioso desesperante, enfermizo y, lo peor, contagioso. Como Juan, que ya no paga los dos euros del comedor que le facilita su empresa por el miedo que le provoca la situación.

Y todo esto me invita a la siguiente reflexión… Además de todos los indicadores macro que nos esmeramos en mejorar como país; además de todas las inyecciones de capital en las entidades financieras para que fluya el crédito; además de todos los esfuerzos colectivos en más impuestos, en menos prestaciones; además de todo eso… ¿Hay margen para intervenir en la economía desde la ilusión? Cero coste… Imaginemos líderes creíbles lanzando mensajes convincentes y esperanzadores sobre el futuro. ¿Qué incidencia tendría eso en la marcha de la economía? Sonría, por favor.

Etiquetas:  - -
Aún no se han hecho comentarios.

Nombre:

Required

Email:

Required

WebSite:

Complete URL

Twitter:

Complete URL

Facebook:

Complete URL

Linkedin:

Complete URL

Comentario:

Trata de ser respetuoso y conciso en tu mensaje
Un Blog alojado en la plataforma Wordpress de Esic Business & Marketing School mantenido y coordinado por Esic Andalucía
Athenea Premium Wordpress Theme. Copyright 2012 - Designed by Esic Webmaster. All Rights Reserved.