El Blog de ESIC Andalucía

Un espacio para el Marketing y la Empresa

Dame tiempo…

Por  •  27 junio, 2013 • Archivado en Empresa

Hoy leía en “eldiario” un artículo en el que se indica que España es el país que dedica más tiempo a reuniones y más tiempo pierde en ellas. Para mi no representa nada nuevo, creo que es una noticia ya conocida y un problema a erradicar cuanto antes y que posiblemente tenga mucho que ver con la situación de abundancia en la que se vivió en la década pasada.

Por avatares del destino, desde hace año y medio cambió mi puesto actual del linkedIn a “empresario”. Esto, además de por supuesto adentrarte en una experiencia enriquecedora y recomendable para todos, implica que tus preocupaciones se multiplican por diez y tu tiempo cada vez es más reducido, por lo que te ves obligado a ser más eficiente si quieres salir vivo del camino que empiezas a andar.

Para mi, cada minuto de mi tiempo se traduce en dinero, y os recomiendo que de vez en cuando hagáis el ejercicio de calcular el coste de lo que hacéis. Un ejemplo claro retomando la noticia anterior son las reuniones. Si hay diez personas esperando a que se incorpore alguien a una reunión durante 5 minutos, son 50 minutos de tiempo en total. ¿Qué os parece si descontamos de la nómina del que llega tarde el tiempo que hace perder a los demás?. No sólo eso, sino que tenemos que luchar por ser eficaces y eficientes en todo momento, terminando la reunión con unos objetivos o metas claras y fechas de compromiso.

La gestión del tiempo cada vez toma más importancia en nuestra vida cotidiana. En mi empresa luchamos por aprovechar al máximo cada minuto estando en el trabajo las horas que hay que estar, ni más ni menos, pero si son ocho, son ocho horas de trabajo.

Como muchos de los que leéis habéis vivido en vuestras carnes, montar una empresa en este país no es tarea sencilla, y sacarla adelante implica una dedicación en cuerpo y alma que, o gestionas de forma correcta, o acaba con tu vida familiar y social, sin contar las horas de sueño que pierdes día a día. Por lo tanto te ves obligado a gestionar mejor tu tiempo, a poner más intensidad en cada cosa que haces, a predicar con el ejemplo a las personas que trabajan a tu alrededor. Me voy a permitir analizar algunos puntos que me han resultado muy útiles en mi día a día para mejorar el rendimiento personal en el trabajo.

Planifica: y al final… funciona. Cada día tengo una lista con las tareas que he de sacar adelante ese día, priorizadas. Para mi cada una es un objetivo claro a cumplir, y que hay que sacar adelante con la calidad requerida. Da igual el método que uses, aplicaciones en el móvil, una hoja de una libreta, intranets …, pero ten a mano una planificación clara y real, y cúmplela.

De uno en uno: lo siento, pero no somos multitarea en el trabajo. Eso lo dejo para cuando estoy con mis hijos. No puedes ir picando de flor en flor. Si empiezas una tarea, hasta que no la termines, no cambies. Si no te darás cuenta de que ha pasado el día y no has terminado nada. Céntrate.

Conectado: Al trabajo se va a producir. No a ver el periódico, ver el estado de mis amigos en Facebook, charlar con skype con mi prima la americana o leer ese último artículo sobre running que tanto me interesa para mejorar mi marca personal mañana. No, no, y no. Terminarás antes y mejor las cosas. En casa, con tranquilidad, aprovecha el ADSL que pagas todos los meses, si no prefieres dedicarle ese tiempo a estar con tu familia y amigos.

Pienso, luego existo: antes de hacer una tarea dedica un tiempo a pensar lo que vas a hacer y cómo lo vas a hacer. No te lances a lo loco, posiblemente tengas que volver a comenzar porque no tomaste el camino correcto. Antes de actuar, pensar, pensar y pensar.

Aquí te pillo, aquí te mato: antes de abordar a un compañero con una consulta, piensa que él también tiene su planificación y está concentrado en lo que está haciendo. Si lo interrumpes, le rompes el ritmo. Solicítale por ejemplo por correo unos minutos para resolver tus dudas.

Mijitas: muchas veces perdemos el tiempo en pequeñas “mijitas” de las tareas, sin llegar a cerrar el núcleo principal. Deja las “mijitas” para el final, céntrate en lo realmente importante de la tarea.

Lo principal, para mi, es ponerse el reto diario de mejorar. No te contentes nunca con tu rendimiento, busca dar más de ti. Tus compañeros te lo agradecerán porque serás como un flautista de Amelín que emana energía (siempre positiva) y ganas de hacer bien las cosas. Lo mejor, crecerás profesionalmente y podrás dedicar más tiempo a tus hobbies y a los que te rodean.

  • José Mª Moreno
    Jun 27, 2013 at 10:58 AM
    0/5 • 0 votes.
    Totalmente de acuerdo contigo.Asisto a reuniones a diario y es increíble la informalidad con la que se afrontan a veces.Añadiria algo más,y es la falta de respeto que transmite el asistir con el móvil a las reuniones...y además responder a las llamadas como si nada.Reuniones de 20 minutos pasan a durar 1 hora,y al final todos con prisas.Tienes mucha razón en tu artículo.Enhorabuena por el post.
    • Félix de Federico Mesa  • Detalles
      Jun 27, 2013 at 11:47 AM
      0/5 • 0 votes.
      Gracias José MariaComo bien dices, el respeto hacia los demás debe hacer que cuando hablemos con una persona o estemos en una reunión, no atendamos el móvil si no es algo sumamente prioritario. Esto es bueno también llevarlo a la vida personal. Cada día vemos más a amigos tomando café cada uno enfrascado en su smartphone. 

Nombre:

Required

Email:

Required

WebSite:

Complete URL

Twitter:

Complete URL

Facebook:

Complete URL

Linkedin:

Complete URL

Comentario:

Trata de ser respetuoso y conciso en tu mensaje
Un Blog alojado en la plataforma Wordpress de Esic Business & Marketing School mantenido y coordinado por Esic Andalucía
Athenea Premium Wordpress Theme. Copyright 2012 - Designed by Esic Webmaster. All Rights Reserved.